DOS SISTEMAS DE CONTROL POSTURAL UTILIZADOS EN PARÁLISIS CEREBRAL

Hoy voy a hablarte de cojines especiales para pacientes con patologías neurológicas como Parálisis Cerebral Infantil, Atrofia Muscular Espinal, Síndrome de Rett u otros síndromes que en definitiva conllevan la necesidad de control postural.

En primer lugar debemos tener claro que el uso de un cojín especial está justificado cuando la persona pasa bastante tiempo sentada en la silla de ruedas.

Si es un paciente que camina y que únicamente utiliza la silla de ruedas para desplazamientos puntuales, pienso que un cojín de este estilo sería un gasto innecesario (tanto si lo paga el cliente, como si lo paga la Seguridad Social).

Salvando las distancias, es como si te compras un cochazo para usarlo sólo un fin de semana al mes. Cada uno se gasta el dinero en lo que le apetece, pero nos irá mejor si lo administramos bien.

Y mira que yo me dedico a vender estos “cochazos” 😉

No tengo datos sobre la distribución de estos productos, pero creo que el sistema Jay y el sistema Spex son los que más habitualmente se utilizan para este tipo de pacientes, al menos en España.

Te voy a contar los pros y los contras de cada uno de ellos:

El cojín Jay GS

El sistema Jay lleva muchos años en el mercado. Lo distribuye la multinacional de ortopedia Sunrise Medical.

La gama de cojines y respaldos Jay es muy amplia. Voy a centrarme en el cojín Jay GS, que es el recomendado para el usuario pediátrico con gran necesidad de control postural.

Se compone de una base firme, adaptable al crecimiento (en profundidad). Esta base es de una espuma rígida y está diseñada con una hondonada pélvica:

Sobre la base se situan las cuñas posturales que van a ayudar a posicionar al paciente. Por ejemplo el taco abductor, las cuñas adductoras, las guías de cadera, los reductores de la hondonada pélvica…

Normalmente no se ponen todas estas cuñas, se personaliza en cada caso. La cuña abductora puede pedirse de diferentes medidas, la que más recomiendo es la alta de 7.5cm que aparece en la imagen. Especialmente si la tendencia a la adducción de caderas es importante.

Sobre la base con las cuñas se sitúa la bolsa de fluido Jay, que puede pedirse versión estándar o versión overfill, con más relleno.

Por último la funda del cojín que también tiene la opción de pedirse para incontinencia (es la estándar) o microclimática (más transpirable).

Cuando el cojín se va a utilizar con muchas cuñas, es recomendable la funda Upsized, que permite una mejor adaptación a los relieves del cojín (sólo disponible en tejido para incontinencia).

Existen 5 tallas disponibles de Cojín Jay GS y la posibilidad de fabricarse a medida, para aquellos casos en los que las medidas estándar no encajan con el usuario.

Las principales ventajas del cojín Jay GS

Realiza un posicionamiento muy bueno de la pelvis y de los miembros inferiores.

Permite adaptarse al crecimiento, regulando la posición del respaldo (más hacia adelante al principio y retrasándolo conforme el niño crece).

Regulación con el crecimiento: iniciamos con la disposición señalada en color blanco y con el crecimiento se modifica a la señalada en gris.

También podemos regular el crecimiento en el cojín (desplazándolo hacia adelante y añadiendo el extensor pre-isquial, que actúa de freno antie-empuje).

Es muy personalizable, en función de las cuñas que se coloquen.

Los principales inconvenientes del cojín Jay GS

Si no están bien elegida la talla o las cuñas no están correctamente posicionadas, puede ser un fracaso. Esto no es culpa del producto en sí, sino del profesional que lo adapta y del adecuado mantenimiento del mismo.

El fluido Jay que lleva en el interior, debe redistribuirse con frecuencia diaria, para que esté homogéneamente repartido. Mínimo debe haber 1cm de grosor.

Ese material que es como una silicona, con el paso del tiempo se va volviendo duro.

En alguna ocasión, hemos tenido la incidencia de que se agrietara la bolsa que contiene el fluido y se escapara. Pero es cierto que ha sido algo muy esporádico y Sunrise Medical la ha repuesto rápidamente por una nueva (siempre que estuviera dentro de los 2 años de garantía).

Por la opinión de pacientes que pueden verbalizar sus sensaciones, algunos dicen que el cojín Jay GS resulta duro con el paso del tiempo. Esto lo he apreciado especialmente en los niños más mayores, que pesan más, pero no tanto en los pequeños. En estos casos recomiendo siempre el fluido Overfill.

El cojín Spex

Llegó a España hace pocos años, lo distribuye Rehagirona, pero tiene origen en Nueva Zelanda, lo fabrica Medifab.

La gama de cojines Spex también es muy amplia, cuenta con varios perfiles, diferentes tallas en cada uno de los modelos y posibilidad de fabricarse a medida.

De toda la gama de cojines Spex, voy a hablarte del cojín SuperHigh Contour, que sería el más similar en indicaciones al cojín Jay GS.

El cojín está fabricado en espuma de alta calidad y tiene un material tipo viscoelástico en la zona sacra, que proporciona gran confort al usuario.

Los ajustes posturales se realizan desde la base, incorporando las cuñas en unos pequeños bolsillos que trae la funda.

Tiene doble funda, una impermeable debajo y sobre ella una funda transpirable ajustable de tejido elástico. Entre ambas fundas se genera una fricción, que trata de reducir el deslizamiento del cuerpo hacia adelante.

Igual que en el sistema Jay, podemos regular el crecimiento jugando con el respaldo y la posición del cojín.

Las principales ventajas del cojín Spex

La espuma es muy confortable, opinión generalizada en los pacientes que la utilizan.

La doble funda es una maravilla, por la calidad de los materiales y por su acabado, con las cremalleras interiores.

El velcro hembra en toda la base del cojín facilita mucho la adaptación a la silla de ruedas. Colocando velcro macho en la superficie del asiento, se consigue una adherencia total del cojín a la silla.

Las cuñas de la base permiten hacer las adaptaciones necesarias con mucha facilidad.

Los principales inconvenientes del cojín Spex

En niños muy espásticos, el taco abductor del cojín Super High a veces resulta insuficiente. Al ser blandito, cuando hay una espasticidad importante en adductores se apoderan del taco, consiguiendo oprimirlo entre las piernas.

En estos casos recomiendan un cojín Spex de perfil más bajo y añadir un taco abductor abatible, esto resuelve el problema, pero encarece mucho el producto.

Taco abductor multiarticulado Spex (no compatible con cojín SuperHigh)

Cuando se pide un Spex, no admiten devoluciones, el pedido es en firme.

La presión comercial de Rehagirona ha sido fuerte. Cuentan con un equipo de profesionales muy cualificados que ofrecen la valoración del paciente y la prueba del producto, para orientar la solución más adecuada en cada caso.

No nos engañemos, en ortopedia también existen modas y ahora mismo el sistema Spex es una tendencia.

Es una opinión completamente personal, pero pienso que en ocasiones se han colocado Spex en pacientes donde hubiera sido más adecuado otro sistema de posicionamiento.

Por ejemplo, no veo el beneficio de un cojín Spex a medida, respecto a un cojín a medida en espuma fabricado en España.

Por varias razones:

Si se pide un Spex a medida, más te vale acertar con la medición, porque no puedes hacer una prueba ni grandes retoques, ya que viene terminado (ojo, desde Nueva Zelanda). Además la toma de medidas es con metro y no con escáner del propio cuerpo.

En cambio, si fabricamos un cojín de espuma a medida en una ortopedia española, escaneamos el cuerpo, puedes revisar el diseño y retocarlo si es necesario.

Diseño de asientos a medida, por Handyfree Solutions

También añadir o recortar espuma en la prueba y hacer todas las modificaciones oportunas, antes de confeccionar la funda.

Esto es muy importante, por mucha habilidad técnica que tenga el profesional, no es fácil acertar a la primera.

Un buen cojín debe ir siempre bien acompañado

De nada sirve tener un cojín de control postural si éste no se coloca sobre una base rígida o no se complementa con un buen sistema de sujeción para la pelvis.

Es fundamental que cualquier cojín postural vaya colocado sobre una base sólida, para evitar el efecto hamaca en la silla de ruedas (si la superficie es de lona).

Sería suficiente con situar una tabla de madera en la base del cojín.

Igualmente importante es la adaptación de un buen cinturón pélvico o de un arnés inguinal que mantengan la postura a lo largo del día.

Y por último…

Si esperabas que te dijera qué cojín de los dos debes elegir, como te puedes imaginar dependerá de cada caso, no voy a ser tan poco profesional de hacerlo sin valorar al paciente.

espero haberte dado más información para que cuentes con más datos y tu decisión sea más acertada.

No trabajo para ninguna marca y procuro ser lo más objetiva posible, dentro de lo que obviamente son opiniones personales, eso sí, basadas en la experiencia.

Como siempre recomiendo, la mejor manera de decidir sobre algún artículo, es probándolo. Si tienes la oportunidad, intenta que te lo enseñen en la ortopedia y no compres “por catálogo”.

Existen también los respaldos Jay y los respaldos Spex, pero eso lo dejamos para otro episodio.

¿Te interesa continuar aprendiendo sobre ortopedia infantil?

Tengo para ofrecerte un Curso Online sobre Sedestación y Control Postural en Parálisis Cerebral Infantil

Puedes dejarme tu email para que te vaya avisando de los nuevos contenidos que publico:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú