¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA AL ELEGIR UNA SILLA DE RUEDAS INFANTIL?

La elección de una silla de ruedas suele plantear muchas dudas e inseguridades, tanto entre los profesionales de la Rehabilitación Infantil como en los propios familiares.

Una decisión errónea puede tener consecuencias importantes. Voy a tratar de ayudarte para que cuentes con toda la información posible y decidas con buen criterio.

La forma de priorizar estos criterios depende de las circunstancias particulares del niño, de la familia y del entorno.

La selección de la silla de ruedas para un niño plantea problemas adicionales a la de un adulto, porque los niños se encuentran en periodo de crecimiento y desarrollo.

1. Adecuación de la silla de ruedas al usuario

Implica la selección acorde a la edad del niño, a las dimensiones corporales y a su perfil clínico.

Obviamente la silla debe adaptarse al tamaño actual del niño, pero valorando un margen de crecimiento para una utilidad aproximada de unos tres años vista.

En un primer momento, lo importante es definir las características estructurales de la silla más adecuada para ese caso y decidir si va a necesitar un sistema de control postural o no.

Lo más recomendable es que el sistema de posicionamiento (sea estándar o a medida) se elija y se diseñe al mismo tiempo que se decide el tipo de silla o chasis sobre el que va a instalarse.

Pero hoy voy a hablarte sólo de sillas.

Lo primero que yo me planteo cuando recibo a una familia por primera vez en la ortopedia es:

¿Están dispuestos a valorar una silla de ruedas autopropulsable?

Entendemos por silla manual autopropulsable la silla manual convencional de ruedas grandes (no una silla de ruedas eléctrica). Por ejemplo esta:

Es de suma importancia contemplar esta opción, porque si se trata de un niño que no tiene posibilidad de caminar pero sí es capaz de propulsarse por sí mismo, la silla le va a proporcionar una mayor autonomía, posibilidad de autodeterminación, incluso mejorar su autoestima y su autoconfianza.

En aquellos casos donde la familia se encuentra en fase de negación o en proceso de aceptación de la discapacidad, es difícil que puedan contemplar sin rechazo la alternativa de silla autopropulsable para un niño pequeño.

Fuera de España está mucho más normalizado el uso de sillas autopropulsables en niños de corta edad. Aquí lo habitual es que la primera silla de ruedas sea un carrito tipo Buggy.

En muchas ocasiones observo que, aunque el niño sea ya mayor, los padres prefieren continuar en la silla tipo paraguas o tipo carrito/buggy, tratando de mantener una estética lo menos ortopédica posible.

Las sillas de ruedas convencionales también puede ser una buena alternativa (aunque el niño no sea capaz de autopropulsarse) porque cuanto mayor es el radio de la rueda, menor fuerza hay que hacer para empujar la silla.

Además, este tipo de sillas resultan más ligeras y cómodas de plegar que las sillas tipo carrito infantil.

Las sillas ultraligeras son una maravilla en cuanto a ligereza y diseño, pero no aptas para todos los casos ni para todos los bolsillos.

¿Será capaz el niño de autopropulsarse?

Incluso aunque el niño tenga poca capacidad para lograr un desplazamiento efectivo puede ser interesante ofrecerle esa opción.

Es decir, hay niños que no podrían autopropulsarse durante un trayecto largo ni medio, pero sí son capaces de manejarse por un entorno reducido como el propio hogar, o al menos tienen fuerza para dirigir su silla con pequeños movimientos y desplazarse hacia aquello que les interesa, girarse hacia alguien que les llama…

Cualquier pequeña mejora en la autonomía del paciente puede justificar perfectamente la elección de la silla autopropulsable.

La mejor manera de comprobarlo es sentar al niño en la silla y animarle a desplazarse empujando los aros. En muchas ocasiones nos sorprenderán por su habilidad.

¿Precisa basculación?

A la hora de decantarnos por una u otra opción de chasis, hay que tener muy claro si necesitamos o no basculación. De este modo acotamos también la elección.

El chasis con basculación nos permite variar la posición del niño respecto a la vertical.

En caso de pacientes con hipotonía o hipertonía, la basculación puede ser un elemento fundamental para facilitar el correcto posicionamiento del niño en la silla de ruedas.

2. Adecuación al uso

Es importante reflexionar también sobre el tiempo de uso se le va a dar a la silla a lo largo del día.

Por ejemplo, no tendría sentido realizar una inversión en una silla con sistema postural o basculación si la silla sólo se va a utilizar para momentos puntuales, más bien como transporte y no como posicionamiento.

Además de pensar en el usuario, hemos de valorar qué personas van a empujar la silla de cara a elegir aspectos de manejo como el tipo de empuñadura (individual o continua, regulable en altura…) o aspectos más concretos como si es necesario instalar un pisapié de ayuda para subir escalones.

3. Adecuación al entorno

Medir las puertas del ascensor, la de casa, la puerta de la habitación o del baño es fundamental antes de elegir la silla.

¿De qué te sirve una silla de ruedas con todas las prestaciones y perfectamente adaptada al usuario, si luego no entra por la puerta de su casa o no cabe en el ascensor?

Aunque te parezca mentira, estas cosas pasan, con más frecuencia y peor solución en pacientes adultos.

Otro factor del entorno que puede influir en la elección de la silla son las características del lugar en el que vive.

No es lo mismo transitar normalmente por calles lisas, que tener que recorrer con frecuencia calles empedradas o caminos donde la amortiguación va a echarse mucho de menos si no se tiene.

La amortiguación es una característica a mejorar en la mayoría de sillas de ruedas.

Cuando tengo ocasión, así se lo transmito a los fabricantes.

Las sillas con ruedas neumáticas ofrecen mejor amortiguación que las ruedas macizas, pero tienen el inconveniente de que pueden pinchar ocasionalmente y hay que preocuparse de mantener los neumáticos hinchados.

4. Posibilidad de regulación

Que sean regulables es una característica importante en las sillas de ruedas infantiles, deben permitir la posibilidad de ajuste para adaptarse al crecimiento del niño y a su evolución.

En el caso de instalar un sistema de cojín o respaldo postural, es posible regular el crecimiento ajustando los anclajes, así como la posición de los laterales de tronco, la altura del reposacabezas…

Muchas sillas de control postural infantiles (Kimba, Bingo, New Bug, etc) tienen esta característica, permiten regular la altura del respaldo, la anchura y profundidad de asiento, la altura de los reposapiés, etc.

Las sillas tipo paraguas permiten menos regulaciones, salvo normalmente la altura del reposapiés.

5. Seguridad

Las sillas de ruedas pasan controles de seguridad y están diseñadas para cumplir los requisitos legales.

En cuanto a la seguridad, merecen especial atención aquellos pacientes que tienen movimientos estereotipados como balanceos o conductas autolesivas.

En estos casos nos fijaremos en elegir una silla sin partes salientes que pudieran lastimar al ocupante o bien acolcharemos las zonas de riesgo.

Los movimientos bruscos y continuados del paciente pueden terminar por deteriorar la silla, optaremos entonces por un chasis que sea lo más robusto posible.

Los antivuelcos son una opción para garantizar la estabilidad posterior de las sillas de ruedas autopropulsables.

Elegir silla con anclajes para vehículo adaptado es necesario cuando la silla se utilizará como transporte dentro del propio coche, es decir, si el niño va a permanecer sentado en la silla de ruedas durante el trayecto.

Todas las sillas tienen frenos, pueden ser frenos de palanca o de tambor (tipo bicicleta).

Los frenos de tambor son interesantes cuando la silla va a transitar de forma habitual por zonas con mucha pendiente, el acompañante puede ir frenando desde el manillar en lugar de ir haciendo fuerza para evitar que se le descontrole la silla.

Otro aspecto referente a la seguridad, es la tendencia de algunos niños a meter los dedos entre los radios de las ruedas y es fácil que se hagan daño si la persona que lleva la silla no se percata y empuja.

Para solucionar este problema y también para darle un plus a la estética de la silla existen los cubrerradios.

En el próximo post continuaré explicándote los otros 6 aspectos a tener en cuenta para que la elección de la silla de ruedas sea lo más acertada posible.

Suscríbete para ver contenidos como estos 😉 Es gratis


13 Comentarios. Dejar nuevo

  • Johanna Vargas Mateus
    1 julio 2020 08:25

    Muchas gracias por la información, estamos buscando la silla para mí hija de 6 años ( PC espastica / escoliosis/ luxación cadera derecha/ trata de ser lo más independiente posible, se puede ayudar a desplazar) con los terapeuta, pero en mi país es muy difícil por las barreras de acceso a la salud, que opciones sabes de traer fuera la silla…? Me siento muy limitada con las opciones

    Responder
    • Gloria Pomares
      1 julio 2020 15:20

      Gracias Johanna, mejor te escribo por email y comentamos un poco el tema de tu niña. Un abrazo!

  • Ana Elvira Insaurralde
    29 septiembre 2020 05:17

    Hola. Tengo una niña de 17 años pc…con escoliosis severa y estoy en busca de una sillas de ruedas q se adecue a ella ..Ya tuvo muchas sillas pero siempre voy donando porq no se adapta ..
    Saludos desde Paraguay .

    Responder
    • Gloria Pomares
      29 septiembre 2020 07:20

      Hola Ana Elvira, supongo que tiene deformidades estructuradas, en ese caso la mejor opción es un asiento esponjoso a medida.
      Probablemente también necesitará un chasis basculante, es decir que tenga la posibilidad de echarse hacia atrás sin variar la posición entre asiento y respaldo.
      Estamos muy lejos y no la puedo valorar personalmente, pero si quieres enviarme unas fotos y contarme un poco más sobre ella, te puedo intentar ayudar aunque sea a distancia.
      Gracias por tu interés,
      Un abrazo desde España!

  • Claudia Maricel Castro
    1 febrero 2021 23:38

    Mire doctora ando buscando una silla de rueda postural para mi hija tiene hipotonia y una espina bífida en la columna leve y no se cual es la adecuada tiene 1añito y diez meses

    Responder
    • Claudia Maricel Castro
      1 febrero 2021 23:50

      Soy de San Juan Argentina es la primera vez q va tener una silla de rueda postural su síndrome herencia multifactorial con hipotonia

    • Gloria Pomares
      2 febrero 2021 21:50

      Hola Claudia, tengo pocos datos para poderte ayudar.
      En principio, si tiene mucha hipotonía, le puede venir bien una silla con basculación para que puedas variar la posición de la silla a lo largo del día, en caso de que no aguante su tronco estable o su cabeza cuando está en posición vertical.
      Seguramente necesitará controles laterales para el tronco, un cinturón pélvico… Fíjate que los pies estén apoyados y en general la postura sea simétrica.
      No sé qué modelos se comercializan en Argentina, pero seguro que en una ortopedia cercana te pueden orientar.
      Yo conozco Ortopedia Bilbao, en Entre Ríos, allí es donde trabaja Cristina Tessio (terapeuta ocupacional que tiene experiencia en estos temas).
      Pero claro, Argentina es muy grande, no sé si está cerca de ti.
      Si necesitas cualquier cosa en la que yo te pueda orientar, me dices.
      Un abrazo!

  • Claudia Maricel Castro
    3 febrero 2021 01:40

    Vivo en San Juan Argentina y mi pequeña todavia no tiene sostén cefalico y la pierna se le están torciendo

    Responder
    • Gloria Pomares
      3 febrero 2021 07:28

      Hola Claudia, tu niña debe llevar supervisión y tratamiento por especialistas de tu país.
      Desde aquí no te puedo ayudar mucho más.

  • Celina muller
    3 marzo 2021 18:45

    Hola gloria me llamo celina y tengo mi nena de 5 con mielo melingosele cadera lunsada y estoy en busqueda de su sillita y no se q seria lo adecuado para ella

    Responder
    • Gloria Pomares
      3 marzo 2021 20:39

      Hola Celina!

      Muchas gracias por tu confianza.
      Verás, con tan poca información no puedo orientarte mucho.
      Con ese diagnóstico y esa edad, muy probablemente pueda beneficiarse de la libertad que da una silla de ruedas traseras grandes.
      Para el adecuado control postural precisará un cojín de posicionamiento, un cinturón pélvico, quizás también un respaldo postural…
      Pero necesitaría más datos, ver fotos de la niña…

      En fin, recibo muchas consultas de este tipo y he tenido que darle forma a este servicio, si te interesa un asesoramiento personalizado puedes ver aquí mi Consulta de Ortopedia Online:

      https://gloriapomares.com/servicios/

      Un abrazo!

  • Ana Belén
    12 abril 2021 23:00

    Hola buenas noches no sé cómo van están cosas yo tengo a mi niña y va con un andador pero mi duda es si mi niña se mueve y anda con un andador y ara me dicen q sería mejor una silla de ruedas n entiendo nada me podría ayudar

    Responder
    • Gloria Pomares
      13 abril 2021 07:16

      Hola Ana Belén, a ver si te puedo ayudar.
      Me imagino que tiene un andador para trayectos cortos y medios, para ir por casa o el colegio…
      Pero quizás te han recomendado la silla de ruedas para trayectos más largos por la calle.
      Las dos cosas son compatibles y muchas veces se utilizan ambas.
      De todos modos, comenta estas inquietudes con los profesionales que atienden a la niña, poned en común objetivos, enfoque del tratamiento, etc…
      Saludos y si necesitas cualquier aclaración, me dices

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú