¿QUÉ ASPECTOS DEBEMOS TENER EN CUENTA PARA EL MANTENIMIENTO DE UNA SILLA DE RUEDAS?

Aquí recopilo una serie de recomendaciones básicas para facilitar el correcto mantenimiento de la silla de ruedas.

Me llama la atención cuando veo familias bien arregladas, que cuidan su aspecto físico… Pero luego llevan la silla de ruedas hecha un desastre.

Seguro que tienen también la casa limpia y ordenada… En cambio se olvidan por completo del mantenimiento de la silla de ruedas.

Me imagino que debe dar la misma pereza que limpiar el coche. Siempre lo vamos dejando para después y nunca llega el momento.

mantenimiento silla de ruedas

Si se te “hace bola” el mantenimiento de la silla de ruedas, pide ruedas macizas

Las ruedas pueden ser neumáticas (con cámara de aire) o macizas (compuestas por una goma sólida que no tiene aire en su interior).

Lo más habitual es que las ruedas delanteras sean macizas y las traseras neumáticas. El aire amortigua mejor las irregularidades del suelo y hace que resulte más fácil empujar la silla.

También es cierto que cada vez las ruedas macizas son de mayor calidad y han ido mejorándose estos aspectos. No sé si has probado a empujar una silla de ruedas antigua, con ruedas macizas, es muy heavy 😉

Las ruedas neumáticas requieren tener el hábito de hincharlas frecuentemente. De lo contrario aumenta el riesgo de pinchazo.

Los pinchazos de la cámara de aire se pueden reparar, en una tienda de bicicletas o en una ortopedia pueden sustituir la cámara.

Algunas cámaras de repuesto tienen medidas más especiales, de las que no es fácil encontrar stock y hay que pedirlas al fabricante.

En estos casos conviene tener una cámara de repuesto guardada para evitar quedarnos colgados.

¿Sabes que la silla se regula con el crecimiento?

Es curioso, pero me encuentro con familias que tienen una silla regulable en altura y en profundidad, el niño ha crecido y nadie se ha dado cuente de que la silla de ruedas puede ir modificándose para adaptarse al crecimiento.

No todas las sillas ofrecen esta posibilidad, pero las sillas infantiles tipo carrito como la Kimba, Bingo, New Bug, Rico… sí tienen la opción de ir creciéndose en altura y en anchura para ajustarse al ritmo que se necesite.

En el caso de las sillas autopropulsables, de ruedas grandes, algunos modelos también ofrecen la regulación en anchura del asiento, modificando la cruceta del propio chasis y ajustando la posición de la lona del asiento.

Por supuesto, los sistemas de respaldos modulares como el Jay, el Spex u otros, se pueden ir adaptando al crecimiento si modificamos la posición de los anclajes o regulamos los laterales de tronco.

También es muy frecuente encontrarnos con un mal ajuste de los reposapiés, por ejemplo cuando el niño ha pegado un estirón, las piernas están más largas y la altura de los reposapiés no se ha modificado.

Cuidado, porque la altura adecuada de los reposapiés ayuda a un mejor reparto de presiones en la zona glútea.

Los pescantes (barras de los reposapiés), traen diferentes agujeros con esa finalidad, la de poderse regular en altura y algunos como este también permiten modificar la posición de la paleta según la posición del pie.

Para el mantenimiento de la silla de ruedas es clave apretar los tornillos de vez en cuando

A muchos se les hace un mundo algo tan sencillo como apretar un tornillo.

No tienen maña, no tienen herramientas o no tienen ganas, que es lo más habitual.

Con el uso, la silla se va desajustando, se van aflojando los tornillos y hay que darles un apretón de vez en cuando, igual que con la gente que quieres, hay que mantenerse apretado… Ja, jaaa!

Esto es de primero de bricolaje, hay tornillos que son con punta afilada y son para madera. Otros tornillos tienen punta recta y son los adecuados para enroscar con su correspondiente tuerca.

Estos últimos son los que llevan las sillas de ruedas y otros productos de apoyo como andadores o bipedestadores… ¡No uses los tornillos para madera!

tornillos mantenimiento silla de ruedas

Hay tornillos de diferentes métricas y no se pueden forzar. Igual que la amistad o las relaciones. Los tornillos tienen que ponerse sin esfuerzo 😉

Lo aviso porque encuentro que muchas personas con toda la buena intención meten un tornillo que no es el apropiado y revientan las piezas al forzar la rosca.

Reajustar la tensión de los cinturones

De nada sirve llevar un buen sistema de posicionamiento, con cinturón pélvico, chaleco, etc… si luego no se lleva bien ajustado.

Recuerda buscar siempre la orientación adecuada para que el cinturón pélvico traccione con efectividad y nos ayude a evitar la retroversión o el empuje extensor.

Mira este niño cómo consigue casi ponerse de pie en la silla, a pesar de llevar un buen sistema de sedestación, pero no va bien sujeto.

Limpieza de la silla de ruedas

Poca explicación merece este punto.

Simplemente limpiar el polvo y suciedad que se va acumulando en la silla.

Hay casos donde el usuario pasa muchas horas sentado, comen y viven en la silla de ruedas. No quiero ser desagradable, pero me he encontrado todo tipo de seres y enseres al desmontar una silla de ruedas.

La higiene es básica, por favor y en tiempos de pandemia, más todavía.

Mantener engrasados los sistemas de basculación

Las sillas con basculación, según el mecanismo, pueden requerir un cierto engrase de los componentes.

Aquellas que llevan cable de basculación, esporádicamente pueden requerir sustitución del cable si este se rompe y eso mejor realizarlo en la ortopedia, a no ser que seas uno de estos papás McGyver que tanto me gustan 😉

¿Trabajas con usuarios de sillas de ruedas?

Entonces te encantará este curso, que es ya un Best Seller!

Aprovecho para daros las gracias a todos los alumnos de mi ACADEMIA DE ORTOPEDIA ONLINE

¿Te quedas conmigo?

Cada martes envío Newsletter con novedades y comparto un poco mi forma de ver la vida, como hago aquí en el blog, pero más íntimo.

Si esto resuena contigo, te invito a formar parte de esta comunidad de motivados por la rehabilitación infantil.

Apúntate gratis aquí:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú